domingo, 21 de agosto de 2011

CAMISOLAS

El estilo Imperio               
          La Revolución Francesa no sólo trajo consigo cambios políticos y sociales, sino que también se hizo notar en la moda. El vestido camisa o camisero, llamado así por su parecido con una camisola de ropa interior, se convirtió en la moda imperante - así que la idea de Madonna de lucir la ropa interior por fuera no es tan nueva  ni original -. Su simplicidad marcaba un fuerte contraste con los complicados vestidos rococó de la época anterior (recordemos los de María Antonieta). Las mujeres preferían llevar vestidos de muselina, gasa o algodón fino, casi transparentes,con muy poca ropa interior. El vestido camisa, con su cintura alta y cuerpo y falda de una sola pieza, tenía una línea más bien tubular. Y esta forma de vestido se fue convirtiendo gradualmente en el estilo neoclásico, que recordaba las refinadas formas escultóricas de las antiguas Grecia y Roma.




          Os voy a contar una anécdota: tras la Revolución , la seda (muy utilizada antes por la nobleza, como ya hemos dicho )  fue sustituida por otros materiales más "plebeyos" y más acordes con los ideales revolucionarios franceses. Esto hizo que la industria de la seda de Lyon, un pilar de la economía francesa, entrara en una grave crisis. Por lo que Napoleón dictó un decreto imperial para que tanto hombrtes como mujeres llevaran prendas de seda en las ceremonias formales. Así llegamos al vestido de seda ceremonial y al "sobretodo" de corte (manteau de cour ) que llevó la emperatriz Josefina en la coronación de Napoleón, lo que muestra el lujo de la corte francesa y el abandono del ideal revolucionario de la sencillez en la indumentaria.

 
            
             Durante la primera década del siglo XIX, la silueta del vestido femenino no sufrió ningún cambio espectacular, pero el largo de la falda se acortó a partir de 1810. De nuevo hubo demanada de ropa interior; se empezó a utilizar el brassière (prototipo del sujetador) y los corsés sin refuerzo de ballenas. También cambiaron las preferencias en cuanto a materiales, del algodón se volvió a la seda y la ornamentación de fantasía y el color volvieron a ponerse de moda.
 



             Bibliografía:
                          Moda desde el siglo XVIII al siglo XX Instituto de la indumentaria de Kioto
                                                                                                      VV.AA.      Ed. Taschen
                         Breve Historia del traje y la moda      James LAVER     Ed. Cátedra Ensayos de Arte

3 comentarios:

  1. Hola Manolina
    Decirte que me encantan los trajes de corte imperio, me resultan sencillos pero a la vez muy elegantes...
    Tus negris lo lucen de maravilla.
    Y gracias por esa magnifica clase de historia, siempre es más interesante conocer el origen de cada vestido y el por qué.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. q preciosidad!!!!!!!! me encantan ls vestidos y te has documentado muy bien para hacerlos!! ademas me encantan las nancys negritas...

    pasate x mi blog de casas de muñecas y coleccionismo ... http://enalgunrincondemimente.blogspot.com/ espero q te guste, 1 beso!

    ResponderEliminar